Instalaciones

Policlínica Águilas cuenta con unas instalaciones de 412 m2, distribuidos entre las siguientes consultas y dependencias:

- Consultas de medicina general y especialidades (4).
- Sala de rayos X y mamografía.
- Gimnasio de fisioterapia.
- Sala de fisioterapia.
- Recepción y administración.
- Sala de espera.
- Baños (2).
- Baño adaptado para discapacitados físicos.
- Almacenes (2).

Dichas instalaciones cumplen con todas las normativas locales, autonómicas y estatales vigentes para la construcción, puesta en marcha, accesibilidad y seguridad de este tipo de centros, así como toda la normativa de aplicación general.

Consultas de medicina general y especialidades.
Se dispone de cuatro consultas polivalentes destinadas a medicina general y especialidades sanitarias, estando todas ellas dotadas del material y aparataje necesario para cada uno de los servicios que se prestan.

Sala de rayos X y mamografía.
Equipo fijo de rayos X y equipo de mamografía microprocesador, ambos registrados en el Registro de Instalaciones de rayos X con fines diagnósticos de la Región de Murcia. Asimismo, el personal encargado de dirigir y operar la instalación de Radiodiagnóstico Médico tiene la formación necesaria para ello y se encuentra correctamente acreditado por el Consejo de Seguridad Nuclear.

Instalaciones del área terapéutica de fisioterapia.
Se dispone de un gimnasio con una superficie útil de 103,65 m2 en la que se ubica el equipamiento destinado al tratamiento de pacientes de fisioterapia dispuesto de forma que permite una fácil circulación y acceso al puesto del paciente, evitándose el hacinamiento de aparatos. En las dependencias del gimnasio existen 4 box individuales con el fin de tratar a los pacientes con intimidad.

La sala de fisioterapia cuenta con 28,40 m2, por lo que junto con el gimnasio suman un total de 132,05 m2 útiles destinados al tratamiento de pacientes de fisioterapia.

En ambas dependencias se ofrece un completo servicio en el que se realizan actividades de recuperación mediante termoterapia (superficial y profunda), ultrasonidos, crioterapia, láser, magnetoterapia, electroterapia, mesoterapia, reeducación de miembros, vertebroterapia, mecanoterapia, cinesiterapia y presoterapia. Además se dispone de los medios técnicos y humanos necesarios para la realización de procedimientos de rehabilitación del suelo pélvico.